No es magia, es ejecución — una nota motivacional.

La apnea estática es una disciplina que tiene un par de décadas existiendo gracias a que un inglés llamado David Liston un día se sumergió en la tina de su baño y registró los 4 minutos con 47 segundos que resistió sin respirar.

Luego de Liston ha habido docenas de personas intentando romper el récord. Ha sido tanta la cantidad de gente interesada en durar mucho tiempo sin respirar bajo el agua que hoy día existen dos modalidades para la apnea estática: la formal, sin preparación con oxígeno, y otra donde los participantes pueden respirar oxígeno al 100% por varios minutos antes de sumergirse. Para la primera modalidad el récord es de 11 minutos con 35 segundos (casi el triple del tiempo que duró Liston en su bañera) y para la segunda es de 24 minutos con 3 segundos.

Es una disciplina que sin duda es impresionante. Respirar es algo natural, y al mínimo esfuerzo respiratorio la mayoría de las personas nos vemos en apuros y nos sentimos mal. Y ni hablar de la privación de oxígeno o la imposibilidad de inhalar o exhalar aire. Esta gente que se sumerge en piscinas, lagos o tinas para aguantar la respiración es gente excepcional que se dedica a batir récords en algo que a la mayoría de las personas se nos hace difícil hasta de imaginar. Es extraordinario.

Sin embargo, hubo un tiempo cuando esta disciplina no se vio como algo notable, sino como algo mágico. En 2008, y luego de años de rivalidad entre dos apneistas profesionales llamados Peter Colat y Tom Sietas -que se dedicaban cada uno a romper el récord del otro- llegó el mago David Blaine a la palestra.

Con todo el showbusiness implícito a la ejecución de la magia, Blaine prometió a sus seguidores romper el récord de apnea estática públicamente, y así lo hizo. El 30 de abril de 2008 (hoy se cumplen exactamente nueve años) se armó del mejor equipo de relaciones públicas y prensa, se sumergió en un tanque lleno de agua, y empezó a aguantar la respiración.

El tipo dio una charla TED donde comentó exactamente lo que sentía. Según el mismo Blaine, cuando estás haciendo apnea estática puedes sentir cómo tu corazón late irregularmente, muchas veces “saltándose” latidos, mientras vas perdiendo progresivamente la sensibilidad tanto en los brazos como en las piernas, al tiempo que un dolor punzante muy intenso te atraviesa el pecho.

Es una historia como de terror, pero Blaine cuenta que cuando estaba a punto de desistir, escuchó un alboroto de gente celebrando que había sobrepasado los 16 minutos y medio que Peter Colat había resistido hacía solo un par de meses. Esa celebración lo motivó a aguantar casi medio minuto más en el agua, y fue así como David Blaine, el mago, impresionó a todo el mundo.

Para ese momento yo estaba terminando bachillerato y recuerdo que la noticia la pasaban en todos los canales. El tipo había vencido a la muerte, había usado sus capacidades sobrehumanas, y qué sé yo cuántos otros cuentos pseudo-esotéricos se tejieron al rededor de Blaine y su récord para la apnea estática.

Sin embargo, visto con objetividad, el logro de Blaine no tiene nada que ver con magia, igual que los de Liston, Colat y Sietas. Es fácil verlo así ahora, pero imagina todo el bombardeo de información contándote que un mago profesional se había metido en un tanque lleno de agua a aguantar la respiración, sin más contexto ni mayor análisis.

Tú y yo podemos pensar que estos apneistas son gente mágica, pero no estaremos siendo mucho más que un par de tontos. Nadie en este mundo es mágico, y lo digo con temor a sonar como una madrastra o super-villana de Disney que reniega del lado hermoso de la vida, pero es así.

Aunque de lejos parezca que todos los apneistas batidores de récord tienen algo muy especial, la realidad es que de especiales no tienen nada. Cada uno entrena y se prepara a su manera para hacer algo que cualquier persona puede hacer, pero que no todos hacen.

Y lo mismo pasa con todo lo demás.

Ninguna persona exitosa (abarcando acá todas las definiciones y estándares aplicables a ese concepto) llegó a donde llegó porque fue dotada en su bautismo con poderes especiales en todo su cuerpo excepto en su talón. Acá nadie es Aquiles. Acá somos, más bien, David Blaine: un tipo cualquiera que un día decide romper récords que figuras profesionales como Peter Colat y Tom Sietas se la pasaban batiendo.

Y ojo, que no desmerito a Blaine. Él ciertamente lo logro, pero ¿cómo? Con entrenamiento y preparación, sí, pero también con dos cosas muy importantes: determinación y acción. La combinación de esas dos cosas es lo que usualmente suele llamarse magia, porque es tan infrecuente ver a una tomada de la mano con la otra que nos parece un asunto extraterrestre y surreal.

El día que yo decidí escribir un eBook cayó lunes. Ese día no contesté menos de cinco veces a la pregunta “pero, ¿cómo exactamente es que te ganas tu dinero?”, así que empecé a escribir una guía paso por paso para enviarla a quienes sabía que estaban interesados. Cuando se hizo de noche vi la película Scent of a Woman y a las 10 me acosté a dormir.

Cuando desperté, pensé que podía monetizar lo que estaba haciendo y sacarle un provecho económico más allá del feelgood que me quedaba cada vez que alguien me comentaba que se había ganado unos dólares gracias a mis consejos. Me tomé ese martes para armar un bosquejo de lo que sería mi primer eBook, me puse una fecha tope de tres semanas para la publicación, y empecé a trabajar en él inmediatamente. El día siguiente ya estaba publicada la Guía Para el Venezolano Freelancer (GRATIS) en mi blog, con todos los detalles del producto pago, incluyendo la portada.

Yo tomé mi determinación de ayudar a la gente a aumentar sus ingresos y lo convertí en un negocio. Sin titubear demasiado, planificando lo suficiente, y poniendo manos a la obra antes que excusas en los labios.

Y no digo esto para presumir, o porque crea que soy un modelo a seguir, o porque tenga pretensiones de que todos hagan lo que yo hago, porque no es el caso. Soy una persona completamente normal que logró hacer algo extraordinario en un momento dado porque junté mi determinación con ejecución. No soy especial ni mágica. Solo hice algo que el resto de las personas no habían hecho. Ese es el secreto, y no hay atajos ni magia.

De nada te sirve estar determinado a ser el mejor dibujante si no estás tomando un papel y un rapidograph en tus manos. De nada te sirve ese plan de negocios que estás armando en tu mente o en tu computador si no te levantas a buscar materia prima, socios o capital. De nada te sirve pensar que vas a ser el mejor freelancer, o el mejor redactor, o el mejor ilustrador, o el mejor vendedor de cotufas si no te pones una acción que vaya de la mano con el plan que te estás pintando en tu cabeza.

Todo ese talento que tienes para hacer algo impresionante puede estar echándose a perder dentro de ti porque no estás haciendo que esa determinación de ser el mejor dibujante, emprendedor, frelancer o ilustrador se ejecute. Te falta la acción, y créeme que la necesitas.

Y lo mismo ocurre a la inversa. Puede que estés haciendo mil y un maromas y malabares, pero ¿por qué? ¿Qué estás buscando hacer y cuáles son tus objetivos? Si lo que te determina a ti y a tu proyecto no está claro, vas a ser como una de esas personas que baila de manera torpe en las fiestas sin saber bien si lo que está escuchando es salsa, merengue o bachata y, por ende, no sabe bien si debe ir con un-dos o con un-dos-tres.

Todo inicio es torpe, pero lo importante es que haya un inicio. Conozco mucha gente muy talentosa para diferentes cosas que no llega a ningún lado ni obtiene ningún beneficio de sus talentos porque no tiene determinación ni acción.

Y, si me preguntas, no quisiera que tú fueses uno de ellos. Me gustaría más que fueses un David Blaine que lo intenta y lo logra.

Otra alternativa para remesas y cambios de dólares.

Cuando les comenté sobre Upwork y su inútil nueva forma de pago a venezolanos a tasa DICOM, les comenté de un servicio llamado PPaBS que compra tu saldo en Paypal y te permite obtener las ganancias con una tasa establecida menos la comisión que ellos ganan por hacer la transacción. Quienes compraron mi primer eBook saben perfectamente bien de qué estoy hablando y conocen todos los detalles porque ahí se los expliqué.

Pero PPaBS ha tenido muchos problemas con su servicio últimamente. De hecho, para este momento se encuentra suspendido y no están realizando ningún tipo de transacción, y tampoco saben cuánto tiempo durará esta irregularidad.

Yo tengo compradores de saldo PayPal que usualmente me compran la cantidad X que yo diga a la tasa que yo elija, así que no me preocupé mucho al principio. Pero luego de un par de semanas necesité vender más saldo y nadie parecía querer comprarlo, así que me dediqué a buscar una alternativa.

Así fue como conseguí a la gente de V-Exchange en Instagram. Son una empresa nueva (tienen poco más de 300 seguidores en una red social donde el negocio de cambio de divisas se mueve como ninguna otra cosa) que ofrece varios servicios, entre ellos:

  • Cambio de dólares a bolívares desde bancos como Wells Fargo, Chase y Bank of America.
  • Cambio de pesos colombianos a bolívares y viceversa.
  • Envío de remesas en bolívares a cuentas en Estados Unidos como las que mencioné en el primer punto.
  • Compra de saldo PayPal.
  • Intercambios y operaciones con Bitcoin.

Como puedes ver, se trata de una entidad que le facilita a los venezolanos casi cualquier trámite relacionado con cambiar dinero desde el exterior hacia Venezuela y viceversa. No se limitan solo a comprar saldo PayPal, así que estoy segura de que mucha gente lo encontrará útil.

Pero, como bien sabes, yo no recomiendo nada que yo no haya probado primero. Así que la semana pasada me comuniqué con ellos e hice la primera transacción por un monto bajo. Y aquí es donde viene la parte que me encanta de V-Exchange.

En primer lugar, el trato es personalizado vía Whatsapp o llamada telefónica. La persona que me atendió fue increíblemente amable, cosa que no me sorprendió porque es gocho, y los gochos suelen ser así. Además, el servicio funciona sin cobrar comisión, y en función a tasas que ellos publican diariamente en su cuenta de Instagram (es decir, tasas que son públicas) y pagan al costo lo que ellos reciben luego de que PayPal cobra su comisión particular.

El cambio de prueba que yo hice fue de $38 a una tasa de Bs.3800. Ellos recibieron $35.65 y eso fue lo que me convirtieron a bolívares. Sin comisión, sin deducciones, sin nada más que exactamente el dinero que yo les di. Todo según la tasa de cambio, que además me parece que es muy buena y competitiva.

Pero vayamos ahora con los puntos malos. V-Exchange solo trabaja con bancos Banesco, Mercantil y Provincial. Yo, en lo particular, no tengo cuenta con ninguno de ellos así que debo esperar al día hábil siguiente para poder recibir los fondos. Pero si tú tienes cuenta en alguno de los tres, excelente — todo se te hará inmediato.

El otro punto negativo, al menos en relación a PPaBS, es que en V-Exchange se tardan un poco en contestar. La transacción en sí es muy rápida y toma menos de 15 minutos, pero desde que les das los buenos días y les solicitas hacer una transacción puede pasar mucho más tiempo que ese. Si eres una persona increíblemente impaciente como yo, eso te va a molestar un poco. Si eres paciente, en cambio, lo tomarás como cosa de todos los días. Tampoco digo que se tardan un siglo en atender el teléfono o contestar al Whatsapp, pero si lo comparamos con PPaBS donde toda la transacción dura menos de 20 minutos desde que les hablas hasta que el dinero está en tu banco, evidentemente es un punto a desfavor.

Por los momentos, V-Exchange tampoco ofrece el servicio de verificación de cuentas PayPal, así que si no la has verificado aún, es importante que busques cómo hacerlo. Como te digo, PPaBS no está funcionando, así que te toca recorrer el camino tú sólo(a) o esperar que yo consiga una alternativa a esto que te pueda recomendar.

Así que, en conclusión, si necesitas enviar remesas internacionales a Colombia, EEUU, u otros países, o si necesitas cambiar tus dólares PayPal a bolívares o viceversa, o si necesitas cualquier otro servicio de cambio de divisas, te recomiendo con ojos cerrados que uses V-Exchange.

Ya lo probé por mí misma y comprobé que sirve y que todo el proceso es muy transparente, así que caso cerrado.

enhanced-25684-1401475425-18

Un abreboca de mi eBook ‘Redacción 101’

ENCABEZADO agilidad en redacción (1)

Sé que hay muchas expectativas en relación a lo que tú esperas encontrar en el eBook que estoy vendiendo sobre redacción de contenido web y copy. La gente que ha contestado la encuesta breve que diseñé para sondear qué opinaban y esperaban (si no has contestado la encuesta, por favor hazlo siguiendo este enlace) ha dado respuestas muy diversas.

Pero para mi sorpresa (y alivio) la mayoría de las peticiones en relación al contenido del eBook ya estaban cubiertas. Desde recursos rápidos y confiables de SEO hasta marcos referenciales para escribir buen contenido, casi todo lo tenía previsto.

Sin embargo, hoy estoy en una onda altruista, y por eso decidí filtrar yo misma uno de los apartados del libro como abreboca para quienes están interesados.

En el tercer capítulo (puedes ver el contenido completo en la misma entrada de blog que te enlacé en el primer párrafo) hablo de las 3A necesarias para crear artículos de calidad. Es un método que yo misma me inventé y que me ha funcionado, y que ahora quiero compartir con quienes compran el libro.

La primera A es de Agilidad. Un artículo ágil es un artículo cuyo contenido incluye más de lo que funciona.

Para descargar el apartado de 7 páginas sobre agilidad en redacción, sigue el siguiente enlace:

REDACCIÓN 101: AGILIDAD.

 

Es un PDF que guardé en Drive en modo borrador. No está optimizado para dispositivos móviles, así que creo que será mejor que lo leas desde tu computador o, en su defecto, desde un iPad o una tablet que tenga una pantalla lo suficientemente grande (7 pulgadas, al menos).

Redacción 101 es un recurso especialmente útil para:

  • Redactores freelance que quieren mejorar su habilidades y conocer mejor el entorno.
  • Bloggers o dueños de sitios web que quieren aprender a optimizar la calidad del contenido escrito que publican en él.
  • Cualquier persona interesada en aprender sobre redacción de contenido web y copy.

Si perteneces a alguno de esos grupos y quieres conocer más detalles sobre cómo adquirir mi eBook ‘Redacción 101’ en pre-venta, visita la entrada correspondiente en mi blog. Ahí tienes toda la información sobre el precio promocional, la fecha de publicación, el contenido del libro y qué debes hacer para conocer los métodos de pago.

Espero que disfrutes el material. Como siempre, si tienes algún comentario, inquietud o sugerencia, escríbeme un correo a 101anapatricia@gmail.com — leo todo lo que recibo y contesto tan rápido como puedo.

Redacción 101: cómo escribir buen contenido web.

Si consideras que tienes habilidades de redacción, pero no sabes muy bien cómo organizar tu trabajo al momento de redactar un artículo o copy, este nuevo libro es para ti.

red101 twitter

Estoy 100% convencida de que, hoy día, la actividad más valiosa e importante que cualquier persona puede tener es un buen uso del lenguaje. Pero eso no es todo. Saber redactar buen contenido para plataformas virtuales es un asset increíblemente rentable. Una buena redacción no solo te puede dar presencia, autoridad y credibilidad, sino dinero.

Desde que publiqué mi primer eBook sobre cómo sacarle provecho al trabajo freelance viviendo en Venezuela (si te lo perdiste, sigue este enlace para leer la Guía Gratis para el Venezolano Freelancer) he estado trabajando en un segundo eBook enfocado específicamente en la redacción de contenido web y copy.

Como la mayoría de la gente que me escribe al correo preguntándome sobre su trabajo como freelancer, su portafolio y su aproximación es gente que se dedica (o quiere dedicarse) a la redacción de contenido web, decidí hacer un libro desde cero donde resuelvo todas esas inquietudes. Además, añado otras cosas que me parecen indispensables para hacer un buen trabajo.

Así, ‘Redacción 101’ es un recurso especialmente útil para:

  • Redactores freelance que quieren mejorar su habilidades y conocer mejor el entorno.
  • Bloggers o dueños de sitios web que quieren aprender a optimizar la calidad del contenido escrito que publican en él.
  • Cualquier persona interesada en aprender sobre redacción de contenido web y copy.REDACCIÓN 101 (1)

CONTENIDO (3)

CONTENIDO

Como puedes ver, es un recurso bastante completo para quienes desean aprender o perfeccionar sus habilidades de redacción de contenido web. Si perteneces a alguno de los grupos que mencioné en el párrafo previo, sigue leyendo para conocer los detalles de compra.

Si compraste mi eBook anterior en pre-venta, ya sabes que para ti este nuevo eBook de redacción será completamente gratis. Una vez más, quiero retribuir tu confianza con algo de calidad y por eso decidí que quienes lo compraron dándome un voto de confianza (además de su dinero) lo reciban sin pagar ni un céntimo. Los que compraron mi primer eBook en preventa son mis consentidos.

Pero si no te enteraste o no quisiste comprar el libro hasta que fuese un hecho, o hasta que alguien más te lo pasara de manera gratuita, despreocúpate. Con este libro de ‘Redacción 101’ voy a usar la misma dinámica de pre-venta/precio promocional.

Si lo compras a partir de hoy y hasta la fecha de publicación pautada para el lunes 10 de abril (que es mi cumpleaños, y por eso lo elegí como hito) el eBook Redacción 101 tendrá un costo de Bs.7200,00. Luego del 10 de abril el precio promocional caduca y ya te contaré por correo cuál será el precio real.

Lo he dicho muchas veces, pero lo digo una vez más porque suele haber malos entendidos. Para el día de hoy aún estoy escribiendo el libro y trabajando en él. El eBook no está listo, y por eso el precio promocional es bajo, porque me estás pagando con tu confianza más que con tu dinero. Una vez que el libro se publique el 10A, el precio será real e igual para todo el mundo.

Estoy muy contenta por este nuevo libro. El anterior casi me saca una úlcera por lo difícil que fue escribirlo y diagramarlo, pero el resultado ha sido muy satisfactorio. Un comprador me escribió hace poco diciéndome que gracias a mi libro (y su buen trabajo, porque el tipo es un genio) ya Upwork le había dado el parche de Rising Talent. Eso me alegró mucho, y por eso me terminé de animar a escribir ‘Redacción 101’.

No vendo humo, pero sé que mucha gente aún desconfía de mí, y es natural. Soy una completa desconocida y darle dinero a desconocidos por algo que no sabes de qué va es un riesgo. Pero para suavizar ese riesgo, ya estoy preparando un post con los testimonios de la gente que me ha felicitado, agradecido y contado sus experiencias con mi eBook anterior. Así puedes ver que es gente real, de carne, hueso y deudas, y no solo cuentos chinos inventados por mí para atraer compradores.

¿Cómo comprar ‘Redacción 101’?

Si luego de todo lo que has leído el libro te interesa y quieres comprarlo, escríbeme un correo electrónica a 101anapatricia@gmail.com — contesto dudas, te paso los datos para que hagas la compra, corrijo lo que -a mi parecer- son errores y a veces hablo de Star Wars y Game of Thrones con quienes me escriben por ahí.

(Sí. Sansa tiene culpa del asesinato de su papá, y Daenerys va a matar a mi amada y adorada Cersei.)

Antes de irte, quiero pedirte que te tomes un minuto para contestar una encuesta (CLIC AQUÍ PARA REDIRIGIRTE). Quiero que este eBook tenga exactamente lo que tú esperas, y que quedes contento después de tu compra, así que tu opinión es muy importante para mí.

Feliz equinoccio de primavera, y nos leemos pronto.


(NOTA: Decidí publicar de forma gratuita uno de los apartados de ‘Redacción 101’ para que puedas ver de qué va el libro, y para que sepas un poco más sobre cómo crear contenido ágil. Para descargar la muestra gratis, sigue este enlace.)

Upwork ofrece un método de pago directo a venezolanos que es completamente inútil

Si trabajas en Upwork habrás notado que desde la semana pasada han enviado una serie de correos electrónicos a quienes hemos indicado que residimos en Venezuela. Era de esperar que el sitio tomase alguna medida de este tipo, considerando que la mayoría de la mano de obra barata que está en el sitio es filipina y venezolana. Upwork debe amar a Venezuela por haberle proveído de tantos trabajadores. Así deben sentirse los dueños de las fábricas chinas cada vez que reciben nuevos cargamentos de niños esclavos listos para coser ropa o confeccionar zapatos.

Esta campaña vía correo electrónico hacía énfasis en dos cosas: (1) que la comisión por transferencia bancaria sería de $0.99 (que es la más baja de todas) y (2) que la tasa de conversión de divisas era buena.

Pero cuando a mí me dicen que algo es bueno, siento que no me están diciendo nada. Así que hoy me tomé un tiempo para configurar esta nueva forma de pago donde Upwork promete transferir tus fondos generados en el sitio directamente a tu cuenta bancaria venezolana.

Lo primero que debes hacer es ir a tu menú de Configuraciones (Settings), hacer clic en el botón de Get Paid que está en la columna de la izquierda, y luego hacer clic en la opción que dice Add Payment Method.

Upwork te va a recomendar el método Direct to Local Bank (recommended for Venezuela) y acto seguido te vas a conseguir con una nueva página donde se te solicita el código SWIFT de tu banco. Ese código puedes googlearlo sin problemas y conseguirlo en dos segundos, así que no te dejes intimidar por esa palabrota que jamás habías escuchado – porque acá en Venezuela nadie habla de códigos SWIFT.

Lo siguiente fue lo que me hizo soltar la gran carcajada que tuve que compartir con ustedes.

captura-de-pantalla-184

La espectacular tasa de conversión de la que habla Upwork es la tasa Dicom, que para el día de hoy (1 de marzo de 2017) se cotiza en Bs.633.34.

Si ganas $10 y decides cambiarlos a la tasa de PPaBS, por ejemplo, recibirás algo así como Bs.33,000 (estoy diciendo el precio que creo que es, pero realmente desconozco la cotización de hoy en ese servicio). En cambio, si configuras tu método de pago a través de esta nueva forma inútil que creó Upwork para hacerte las cosas más fáciles, recibirás Bs.6,333.

Es lo legal, es lo correcto, pero es también lo menos rentable para ti.

Lo único provechoso que le veo a todo esto es que, quizás, si algunos venezolanos empiezan a cobrar a tasa Dicom por su trabajo en Upwork, se verán obligados a subir sus tarifas en dólares y a lograr un balance entre competitividad y dignidad + ética de trabajo.

Ayer mismo, por ejemplo, finalicé un contrato con un cliente de India que me había ofrecido inicialmente $80 por 10 artículos, pero que luego modificó la oferta a $60 “because you live in Venezuela”. Probablemente ya lo sabías porque lo comenté en mi Twitter. Si no, me gustaría saber cómo te quedó el ojo.

Este cliente me había pedido un artículo de prueba por el que percibí $7, además del review de 5 estrellas que necesitaba para recuperar un poco la reputación que me dañó el cliente imbécil que les conté el otro día. Pero aún así, no deja de parecerme humillante que el precio de mi trabajo no sea asignado según su calidad, sino según el país caótico donde tengo el infortunio de residir.

Para los clientes que contratan freelancers en este tipo de content-mills, los venezolanos somos formidables. Sin importar qué tan alta sea la calidad de lo que haces (este artículo que escribí, por ejemplo, era un artículo médico especializado, con todas las estrategias SEO que conozco, keywords orgánicas a lo largo de todo el contenido y un llamado a la acción clarísimo al final), los clientes sienten que dándote un par de dólares están siendo razonables.

Pero eso no es así. Una cosa es el precio de tu trabajo, que puede perfectamente ser bajo y competitivo en relación a otros freelancers, y otra cosa muy distinta es el valor de ese trabajo. Tú, yo y todos los demás cobramos por generar valor, y es un insulto que alguien quiera minimizar eso con una excusa tan baja como que el hecho de ser venezolano te hace merecedor de menos dinero.

Como mencioné arriba, hoy somos la mano barata del mundo. En poco tiempo habrá madres cristianas en todo el mundo explicándole a sus hijos que deben dar gracias a Dios porque viven en una casa decente, y no en una casa venezolana. Lo mismo con la comida. Ya alguien debió haber dicho “cómete esos vegetales que hay muchos niños venezolanos muriéndose de hambre ya mismo”.

Y eso es increíblemente humillante porque es cierto.

Pero regresando al tema central del artículo, y concluyendo: no les recomiendo agregar este método de pago a sus cuentas en Upwork. Puede que se vea inicialmente atractivo porque no necesitan tener PayPal validado, ni una tarjeta Payoneer, ni una cuenta configurada en Uphold o AirTM. Pero a la larga es un mal método. Vas a percibir cinco o seis veces menos de lo que podrías percibir efectivamente usando lo que te enseñé en mi eBook, así que no me parece que merezca la pena.

enhanced-25684-1401475425-18

El cliente idiota y las 2 estrellas.

Todo va de maravilla: el trabajo es bueno, la remuneración es increíble, me comí una red velvet en Merengue y mi abuela (QEPD) estaba mejorando.

Llegué a mi casa a terminar un copy que debía enviar, lo adjunté, di el feedback correspondiente a mi cliente y lo siguiente me dejó fría. Por primera vez un cliente se quejaba de mis artículos, y me acusó de haber redactado un spun article -que es algo así como un artículo que parafrasea a otro- y me había dado un rating de 2/5 estrellas como si mi trabajo fuese una película de Adam Sandler.

Ya había trabajado con el cliente en el pasado, había recibido 5/5 estrellas, y él quedó tan contento con mi trabajo que decidió enviarme el resto de las ofertas directamente a mi buzón en vez de publicarlas en el Job Posting regular donde todo el mundo la ve. Yo era parte de sus redactoras de confianza.

Inmediatamente le escribí diciéndole que estaba extrañada de no haber recibido un mensaje suyo para aclarar el malentendido sobre el artículo. Me ofrecí a escribirlo de nuevo desde cero hasta que alcanzase sus estándares y le expliqué que para este artículo había usado la misma técnica que para los anteriores. Estaba molesta, pero en el mundo del freelancing todo se trata de la reputación pública, y esas 2 estrellas son terribles para mi perfil.

Seguro crees que el cliente me contestó algo típico de una persona normal como que necesitaba ese artículo escrito desde cero para ya mismo, o que no entendía por qué el primer artículo era tan diferente a este según su percepción, o llegar a un acuerdo de otro tipo como gente sensata, más aún considerando que ya el pago estaba procesado.

Pero no.

Su respuesta fue “estoy muy decepcionado, esto es lo más bajo que cualquier persona puede hacer”. Aquí va el Adagio de Albinoni o el intro de una canción de Sin Bandera para acentuar el drama innecesario.

Le escribí de nuevo para comentarle que me parecía que no era la respuesta más razonable, y esta vez le ofrecí hacerle un reembolso de lo que había pagado ya que el malentendido me parecía irreconciliable. El cliente, de nuevo y como el imbécil que es, me amenazó con reportarme y así lo hizo.

El equipo de Upwork medió en el asunto, pero el cliente no ofreció ninguna prueba de que el artículo era un parafraseo. Usualmente los clientes que exigen contenido original pasan el artículo por un software llamado Copyscape que compara al artículo con el contenido ya existente en la web, identificando plagios y demás irregularidades involucradas con derecho de autor.

El cliente se negó a proporcionar pruebas, Upwork dijo que era una disputa de índole personal y se retiró de la negociación. Yo no hice el reembolso y hace rato cambié esos dólares a bolívares para reponer parte de lo que gasté en el entierro de mi abuela que en plena disputa se puso peor y murió.

La moraleja del asunto.

Así como Caperucita roja nos enseñó a no confiar en zorros que hablan, esta historia tiene una serie de moralejas y enseñanzas.

Primero, las disputas son inevitables. Siempre habrá alguien a quien no le guste lo que hiciste, y eso está bien.

Lo que no está bien es ese tipo de desenlaces en los que las personas amenazan y reclaman sin fundamentos. No todos los clientes son personas razonables, sin importar la edad o experiencia que tengan y es importante que tengas esto en mente.

Por otro lado, siempre es importante mostrar buena fe. Es primera vez que algo así me pasa, pero consideré imprescindible ofrecer disculpas por el malentendido y ofrecerme a resarcir el daño hasta que el cliente quedase contento. Lo más importante siempre es la satisfacción del cliente y todo redactor o diseñador freelancer debe tener esto en cuenta.

Así que mi sugerencia es que si tienes el infortunio de que te sucedan cosas como esta, debes hacer dos cosas: 1. lo que te sugerí sobre la conciliación en el párrafo pasado y 2. pedir pruebas de por qué el cliente dice lo que dice. Si el cliente es una persona seria, te proveerá de pruebas que justifiquen su reacción y su molestia. Si te toca una bestia como este señor, que hizo acusaciones públicas y privadas sin ningún tipo de fundamento, no queda de otra que dejar el asunto hasta ahí y seguir adelante.

El rating de 2/5 no se quita del perfil, y eso me ha acarreado consecuencias que no puedo reparar por los momentos. Sé que clientes potenciales han visitado mi perfil, se han encontrado con ese feedback y han salido corriendo. Esas 2 estrellas me han costado dinero que afortunadamente no me falta gracias a mis dos clientes fijos -el de las camas y el del real estate en Florida- y eso me da mucha rabia.

Un lector me preguntó hace poco que cómo podía confiar en mis consejos si en mi perfil de Upwork sale un mal feedback en relación a mi trabajo. Yo no le contesté porque realmente esa pregunta me pareció una estupidez y de ahí no iba a salir nada bueno. Pero en este post tengo la certeza de orientar a mucha gente para que no le suceda lo mismo, así que me tomé un break para tomarme el tiempo y dedicación de escribirlo.

Mis 2 estrellas están ahí y no las puedo quitar. Si el flujo de trabajo se mantiene flojo, no  me quedará de otra que bajar mis tarifas y solo aceptar trabajos matatigres que contribuyan más a mi reputación en Upwork que a mis finanzas, pero ese es el tipo de sacrificios que hay que hacer en estas cosas.

16649504_10154142439407441_1892071956413806880_n
Esta es una de las últimas fotos que tengo con mi abuela Juanita. Ese día estábamos muy contentas y recuerdo que yo la estaba molestando diciéndole que le iba a buscar un novio. Yo le contaba cosas de mi trabajo y mi eBook salió cinco días antes de que ella muriera. Se lo conté mientras aún estaba en UCI y ella se puso muy contenta y me dio su bendición. Sé que ella me hubiese dicho algún insulto en vasco si se enteraba de lo de este cliente animal que les conté hoy.

 

Cualquier duda que tengas sobre lo que te dije o cualquier otra cosa, siempre puedes escribirme a 101anapatricia@gmail.com

Si compraste mi libro en pre-venta y estás esperando la versión con los problemas de edición corregidos, estoy ya mismo pasándolo por un software que parece no ser tan inútil como el que usé en primera instancia, así que no creo que haya páginas repetidas ni párrafos faltantes esta vez.

Ya tienes mi eBook en tu correo.

Si compraste mi eBook “Guía Paso-a-Paso Para el Venezolano Freelancer” en pre-venta, revisa tu bandeja de correo electrónico porque ya está ahí.

Luego de casi dos semanas y más de 100 páginas de estrategias, sugerencias, tips, ejemplos y capturas de pantalla, por fin comparto paso por paso todo lo que a mí me ha funcionado en esto del trabajo freelance.

Envié el eBook un poco más tarde de lo que quería porque estos últimos días he sido editora de noche y demonia de día. Mi abuela ha estado desde el martes en UCI por culpa de la negligencia, impericia y coñoemadrada general de un par de cirujanos muertos de hambre y nada me había hecho molestar así en mucho tiempo. Soy algo así como un uruk-hai con pelo largo y buen vocabulario.

gracias

Pero más allá de mis asuntos personales, quería agradecer a todas las personas que compraron mi eBook en pre-venta por su confianza. Sé que invertir una cantidad de dinero a ciegas, por muy pequeña que sea, es un voto de confianza del que no todo el mundo es digno, y por eso estoy tan agradecida.

Lee el eBook, digiérelo, y luego cuéntame qué tal.

Si no sabes de qué eBook estoy hablando, échale un ojo a la Guía Gratis para el Venezolano Freelancer que publiqué hace unas semanas. Escríbeme a 101anapatricia@gmail.com para conocer todos los detalles de precio y formas de pago.

Estoy ahora mismo trabajando en un nuevo eBook dirigido específicamente a redactores freelancers. Debo terminar de poner en orden los detalles antes de decir cualquier cosa, pero algo que sí debes saber es que todos los que compraron mi eBook en pre-venta van a disfrutar de un descuento especial solo para ellos. Así de agradecida estoy.

Shabat Shalom y feliz día de San Jacinto.