No es magia, es ejecución — una nota motivacional.

La apnea estática es una disciplina que tiene un par de décadas existiendo gracias a que un inglés llamado David Liston un día se sumergió en la tina de su baño y registró los 4 minutos con 47 segundos que resistió sin respirar.

Luego de Liston ha habido docenas de personas intentando romper el récord. Ha sido tanta la cantidad de gente interesada en durar mucho tiempo sin respirar bajo el agua que hoy día existen dos modalidades para la apnea estática: la formal, sin preparación con oxígeno, y otra donde los participantes pueden respirar oxígeno al 100% por varios minutos antes de sumergirse. Para la primera modalidad el récord es de 11 minutos con 35 segundos (casi el triple del tiempo que duró Liston en su bañera) y para la segunda es de 24 minutos con 3 segundos.

Es una disciplina que sin duda es impresionante. Respirar es algo natural, y al mínimo esfuerzo respiratorio la mayoría de las personas nos vemos en apuros y nos sentimos mal. Y ni hablar de la privación de oxígeno o la imposibilidad de inhalar o exhalar aire. Esta gente que se sumerge en piscinas, lagos o tinas para aguantar la respiración es gente excepcional que se dedica a batir récords en algo que a la mayoría de las personas se nos hace difícil hasta de imaginar. Es extraordinario.

Sin embargo, hubo un tiempo cuando esta disciplina no se vio como algo notable, sino como algo mágico. En 2008, y luego de años de rivalidad entre dos apneistas profesionales llamados Peter Colat y Tom Sietas -que se dedicaban cada uno a romper el récord del otro- llegó el mago David Blaine a la palestra.

Con todo el showbusiness implícito a la ejecución de la magia, Blaine prometió a sus seguidores romper el récord de apnea estática públicamente, y así lo hizo. El 30 de abril de 2008 (hoy se cumplen exactamente nueve años) se armó del mejor equipo de relaciones públicas y prensa, se sumergió en un tanque lleno de agua, y empezó a aguantar la respiración.

El tipo dio una charla TED donde comentó exactamente lo que sentía. Según el mismo Blaine, cuando estás haciendo apnea estática puedes sentir cómo tu corazón late irregularmente, muchas veces “saltándose” latidos, mientras vas perdiendo progresivamente la sensibilidad tanto en los brazos como en las piernas, al tiempo que un dolor punzante muy intenso te atraviesa el pecho.

Es una historia como de terror, pero Blaine cuenta que cuando estaba a punto de desistir, escuchó un alboroto de gente celebrando que había sobrepasado los 16 minutos y medio que Peter Colat había resistido hacía solo un par de meses. Esa celebración lo motivó a aguantar casi medio minuto más en el agua, y fue así como David Blaine, el mago, impresionó a todo el mundo.

Para ese momento yo estaba terminando bachillerato y recuerdo que la noticia la pasaban en todos los canales. El tipo había vencido a la muerte, había usado sus capacidades sobrehumanas, y qué sé yo cuántos otros cuentos pseudo-esotéricos se tejieron al rededor de Blaine y su récord para la apnea estática.

Sin embargo, visto con objetividad, el logro de Blaine no tiene nada que ver con magia, igual que los de Liston, Colat y Sietas. Es fácil verlo así ahora, pero imagina todo el bombardeo de información contándote que un mago profesional se había metido en un tanque lleno de agua a aguantar la respiración, sin más contexto ni mayor análisis.

Tú y yo podemos pensar que estos apneistas son gente mágica, pero no estaremos siendo mucho más que un par de tontos. Nadie en este mundo es mágico, y lo digo con temor a sonar como una madrastra o super-villana de Disney que reniega del lado hermoso de la vida, pero es así.

Aunque de lejos parezca que todos los apneistas batidores de récord tienen algo muy especial, la realidad es que de especiales no tienen nada. Cada uno entrena y se prepara a su manera para hacer algo que cualquier persona puede hacer, pero que no todos hacen.

Y lo mismo pasa con todo lo demás.

Ninguna persona exitosa (abarcando acá todas las definiciones y estándares aplicables a ese concepto) llegó a donde llegó porque fue dotada en su bautismo con poderes especiales en todo su cuerpo excepto en su talón. Acá nadie es Aquiles. Acá somos, más bien, David Blaine: un tipo cualquiera que un día decide romper récords que figuras profesionales como Peter Colat y Tom Sietas se la pasaban batiendo.

Y ojo, que no desmerito a Blaine. Él ciertamente lo logro, pero ¿cómo? Con entrenamiento y preparación, sí, pero también con dos cosas muy importantes: determinación y acción. La combinación de esas dos cosas es lo que usualmente suele llamarse magia, porque es tan infrecuente ver a una tomada de la mano con la otra que nos parece un asunto extraterrestre y surreal.

El día que yo decidí escribir un eBook cayó lunes. Ese día no contesté menos de cinco veces a la pregunta “pero, ¿cómo exactamente es que te ganas tu dinero?”, así que empecé a escribir una guía paso por paso para enviarla a quienes sabía que estaban interesados. Cuando se hizo de noche vi la película Scent of a Woman y a las 10 me acosté a dormir.

Cuando desperté, pensé que podía monetizar lo que estaba haciendo y sacarle un provecho económico más allá del feelgood que me quedaba cada vez que alguien me comentaba que se había ganado unos dólares gracias a mis consejos. Me tomé ese martes para armar un bosquejo de lo que sería mi primer eBook, me puse una fecha tope de tres semanas para la publicación, y empecé a trabajar en él inmediatamente. El día siguiente ya estaba publicada la Guía Para el Venezolano Freelancer (GRATIS) en mi blog, con todos los detalles del producto pago, incluyendo la portada.

Yo tomé mi determinación de ayudar a la gente a aumentar sus ingresos y lo convertí en un negocio. Sin titubear demasiado, planificando lo suficiente, y poniendo manos a la obra antes que excusas en los labios.

Y no digo esto para presumir, o porque crea que soy un modelo a seguir, o porque tenga pretensiones de que todos hagan lo que yo hago, porque no es el caso. Soy una persona completamente normal que logró hacer algo extraordinario en un momento dado porque junté mi determinación con ejecución. No soy especial ni mágica. Solo hice algo que el resto de las personas no habían hecho. Ese es el secreto, y no hay atajos ni magia.

De nada te sirve estar determinado a ser el mejor dibujante si no estás tomando un papel y un rapidograph en tus manos. De nada te sirve ese plan de negocios que estás armando en tu mente o en tu computador si no te levantas a buscar materia prima, socios o capital. De nada te sirve pensar que vas a ser el mejor freelancer, o el mejor redactor, o el mejor ilustrador, o el mejor vendedor de cotufas si no te pones una acción que vaya de la mano con el plan que te estás pintando en tu cabeza.

Todo ese talento que tienes para hacer algo impresionante puede estar echándose a perder dentro de ti porque no estás haciendo que esa determinación de ser el mejor dibujante, emprendedor, frelancer o ilustrador se ejecute. Te falta la acción, y créeme que la necesitas.

Y lo mismo ocurre a la inversa. Puede que estés haciendo mil y un maromas y malabares, pero ¿por qué? ¿Qué estás buscando hacer y cuáles son tus objetivos? Si lo que te determina a ti y a tu proyecto no está claro, vas a ser como una de esas personas que baila de manera torpe en las fiestas sin saber bien si lo que está escuchando es salsa, merengue o bachata y, por ende, no sabe bien si debe ir con un-dos o con un-dos-tres.

Todo inicio es torpe, pero lo importante es que haya un inicio. Conozco mucha gente muy talentosa para diferentes cosas que no llega a ningún lado ni obtiene ningún beneficio de sus talentos porque no tiene determinación ni acción.

Y, si me preguntas, no quisiera que tú fueses uno de ellos. Me gustaría más que fueses un David Blaine que lo intenta y lo logra.

Advertisements

One thought on “No es magia, es ejecución — una nota motivacional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s