Por qué escribes lo que escribes — el leitmotiv de tu blog y su importancia.

leitmo

Hoy día un montón de gente está motivada, lista y presta para abrirse un blog por varias razones. Algunos de ellos solo quieren un repositorio de sus propias ideas y reflexiones, otros quieren aportar un grano de arena a alguna conversación en torno a un tema X, y otros solo lo abren para hablar de lo que les gusta sin ver mucho más allá de su nariz y sus estadísticas. Pero una razón increíblemente popular para abrirse un blog estos días es vender.

Sin embargo, siempre hay una piedra en el zapato, y la piedra en el zapato de hoy es que la internet está sobrecargada de información y contenido, y que las redes sociales juegan un rol central en este asunto. No importa de qué quieras saber, ya cientos de personas han escrito al respecto, o han hecho infografías, o grabaron un vídeo y lo colgaron en YouTube que han compartido en Twitter, Facebook y cuanta red social existe.

No sé si lo sabías, pero de 10 personas que leen el título de tu artículo o contenido, solo dos harán clic para leer más. Esto se debe en gran parte a que la capacidad de atención en medios digitales de una persona promedio es muy corta, y eso lo puedes comprobar con tu propia experiencia. Te aseguro que jamás has hecho clic en un titular que no te ofrece algo, y que has dejado pasar miles (quizás millones) de piezas de contenido que, aunque te interesaban, no te animabas a leer. El enganche no sucedió porque no te enamoraste del título. Una pena.

Pero lo (aparentemente) paradójico es que, según Copyblogger -la Meca y Santo Grial de la redacción web y el blogging- el tamaño no importa. Dicho en otras palabras, la longitud de un artículo no tiene nada que ver con el enganche que ese artículo generará en el lector. La gente está dispuesta a leer artículos de más de 1000 palabras si encuentran que el contenido se les hace útil o les ofrece algo de alguna manera. Lo mismo si es un artículo bocadillo de 200 o 300 palabras. Lo que prevalece es la calidad.

Pero, ¿a qué se debe todo esto?

Y, más importante aún, ¿por qué a ti, como dueño de un blog, debería importarte?

Porque, aunque es cierto que es completamente posible hacer que un blog sea rentable y genere retornos, el verdadero propósito de un blog es comunicar, no vender. Un buen blog debe contarle a los lectores historias que les importen, y aquí es donde entra un poco en juego la mística o la magia del asunto.

Si te abres un blog para vender productos o servicios, o si te pasa como a mí que abrí este blog sin tener mucha idea de qué hacía hasta que eventualmente lo rentabilicé promocionando mi primer eBook y luego el segundo, sé que te verás tentado a generar una tonelada de contenido que impulse tus ventas. También sé que ese contenido que vas a generar para hacer que tu negocio sea fértil va a estar dirigido a contestar dos preguntas sencillas: qué haces y cómo lo haces.

Yo escribo eBooks y artículos, y con eso gano dinero. Lo hago utilizando algunas técnicas que he aprendido en casi cuatro años. Muy bien. ¿Y?

La internet está saturada de este tipo de contenido de qué y cómo. Mucha gente, como yo y probablemente tú, tiene una idea innovadora que cree que vale la pena y que debe volverse viral, famosa y espectacular como una Kardashian. Pero lo cierto es que esto es lo de menos.

Hoy día la gente no compra ni le interesa solo lo que haces, sino el paquete completo que incluye el por qué lo haces. Nadie compra solo un producto o servicio, sino lo que les inspiras con él, lo que les hace sentir, y toda la carga de valores inherentes a tu(s) proyecto(s).

Por eso es importante generar contenido que no conteste exclusivamente las preguntas sosas que te dije hace rato (qué haces y cómo) sino por qué. El secreto detrás de tu motivación inicial, de lo que te hace levantarte cada mañana o cada tres días con ganas de escribir algo. La gente no solo quiere conocer tus habilidades, que son esas cosas que haces mejor que el grueso de la población, sino tus pasiones, lo que te encanta hacer. Si puedes cocinar una mezcla de ambas y hacer que la gente te pague por probar una cucharada, excelente. Pero lo realmente importante, lo seminal, lo central, es lo que les estás contando y ofreciendo a tus lectores.

A mí me gusta ayudar, y por eso en 101 me enfoco en ayudar a quienes me leen. Sea ofreciéndoles una guía con la que aventurarse a un tipo de trabajo rentable pero no convencional, o comentándoles de las cosas que me interesan y que creo que deberían interesarles a todos. Y lo hago porque creo que es importante que la gente conozca que existe mundo más allá de la monotonía que conocen, sobre todo si viven en la Venezuela chavista. Hago lo que hago en mi blog porque me encanta escribir, me encanta ayudar, y quiero fomentar en la gente ese espíritu de individualidad y autosuficiencia que es alcanzable, aunque parezca que no.

Por supuesto, seguir esta receta tiene sus puntos negativos, como todo. Yo me he declarado feminista varias veces, y por eso alguna gente me odia, incluyendo a las feministas que conozco. Algunos otros creen y están convencidos de que yo vendo humo porque me dediqué a hacer y vender un libro que a ellos no se les ocurrió antes. Y todo eso es válido. Mi blog no es precisamente una cosa llena de bonitismo. Mi blog respira mi propia personalidad y, como es natural, eso no es algo que le guste a todo el mundo.

El objetivo de todo blog que existe no es llegar a las masas y volverse famoso porque un blog no es una revista ni un programa de televisión. Un blog es un blog, y no necesita tener miles de fans y clientes aunque esa sea una ganancia colateral en potencia. Esto que estoy a punto de decir depende mucho de la naturaleza de lo que haces, pero el verdadero propósito de un blog que (además de contar) vende es crear una comunidad al rededor de él. Si es de muchas o de pocas personas, da lo mismo. La calidad del enganche del lector es lo que debe prevalecer, y gracias a eso yo recibo correos electrónicos de lectores que ahora son mis amigos preguntándome desde cuánto cobrar por una traducción freelance hasta qué tan factible será que Luke Skywalker le niegue a Rey que sea su pupila.

¿Soy famosa? Ni un poquito. Sigo siendo tan Doña Nadie como con mis dos blogs anteriores. ¿Tengo un emporio a lo Trump? Mucho menos. Pero tengo lectores, gente que se interesa por lo que digo y que corre la voz. Y ya eso es mucho y suficiente para mí.

Estoy bastante consciente de que todo lo que he dicho suena hippie y comeflor, pero es la realidad y es de lo que se trata esto. Tu blog no se va a hacer famoso ni tendrás millones en tu cuenta gracias a lo que vendas en él. El verdadero valor de tu sitio es la gente involucrada en él, en tu marca, en la personalidad que exudas en tu blog, y por eso es importante contestar esos porqués de los que te he hablado en este artículo.

Si no habías considerado contarle a tus lectores por qué escribes y haces lo que haces, empieza hoy. Te aseguro que te dará mejores frutos que restregarle en la cara a la gente qué vendes y cómo. Y te lo digo porque yo cometí ese error con mi primer libro, y aunque me fue muy bien, es algo que no haría de nuevo. No lo cometas tú.

Advertisements

7 thoughts on “Por qué escribes lo que escribes — el leitmotiv de tu blog y su importancia.

  1. Le he dado a “me gusta” pero en realidad es un “me encanta” porque me he sentido identificada con muchas de las cosas que dices.

    En mi caso, y aunque cueste creerlo, mi porque es simplemente que creo que el mundo freelance y del trabajo en casa tiene un lado menos bonito y del que no se habla. Con mi blog no me vendo como freelance ni busco clientes, y tampoco creo que me haga rica con eso, ya tengo un trabajo que me da para vivir y después de tantos años he perdido el miedo a las temporadas de bajos proyectos y a las idas y venidas de los clientes, pero me apetece mostrar lo menos bonito del trabajo y a veces también lo más “secreto”.

    Creo que somos una especie rara dentro del mundo del blogging. Saludos!!

    Like

  2. Ana Patricia, con tu blog me parece que has creado algo más importante que simplemente expresar ideas o que alguien les saque provecho. Estoy comenzando a pensar que a partir de tus posts se puede crear una comunidad de gente con ideas en común sobre lo que significa el trabajar como freelancer en Venezuela y/o Latinoamérica. Ya conozco muchas personas que están haciendo lo mismo que nosotras aunque no en la misma capacidad. En mi caso particular, empecé gracias a ti puesto que antes no sabía que debía venderme a mí misma ni dónde.
    Es importante que la discusión se abra y, sobre todo,entre las personas que viven esa realidad. Siendo una realidad interesante, por usar ese adjetivo como una alternativa a impresionante, puede generar un impacto en un segmento significativo de tus lectores. Una comunidad siempre es importante para discutir ideas y eso lo aprendí en la universidad. Aunque yo hubiese preferido clases de literatura a distancia, ahora puedo ver todo el provecho que sale de discutir ideas en una comunidad.

    Gracias por el post, Ana Patricia.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s